Mario Bunge: el filósofo de una curiosidad insaciable y férreo opositor a las pseudociencias

Solía decir que la máxima de su sistema ético era: «Disfruta de la vida y ayuda a vivir». La cumplió al pie de la letra hasta sus últimos instantes, anteanoche, en el Hospital CHUM de Montreal, Canadá. Durante algo más de un siglo (había cumplido 100 años el 21 de septiembre), Mario Bunge demostró una voracidad intelectual y una curiosidad insaciables que fueron el germen de una obra inabarcable.

Continúa leyendo «Mario Bunge: el filósofo de una curiosidad insaciable y férreo opositor a las pseudociencias»