El origen de los pinzones de Darwin

Un nuevo estudio biogeográfico demuestra que el Caribe y Sudamérica son zonas de origen igualmente probables para estas aves.

 

En 1835, Charles Darwin visitó las islas Galápagos y descubrió un grupo de aves que ayudarían a conformar su innovadora teoría de la selección natural. Los pinzones de Darwin son hoy conocidos como un ejemplo de la evolución animal. Pero ¿de dónde vinieron estas aves que se asocian al descubrimiento de la evolución? Un nuevo estudio presenta ahora algunos de los mejores modelos hasta la fecha sobre su lugar de origen.

Erik Funk y Kevin Burns, de la Universidad Estatal de San Diego, se propusieron determinar la biogeografía ancestral de los Coerebinae, esto es, las regiones geográficas que han ocupado a lo largo del tiempo. Los Coerebinae son una subfamilia de aves llamadas tangaras. Este grupo incluye los famosos pinzones de Darwin, con catorce especies estrechamente emparentadas entre sí. Mediante el empleo de software estadístico avanzado, Funk y Burns comprobaron con modelos dos hipótesis contrastadas. Ambos modelos contenían la misma área geográfica formada por las Galápagos, América del Sur y el Caribe, pero uno de ellos dividió esta área en más subregiones que la otra. Las subregiones se basaban en zonas que compartían plantas y animales similares, como el Amazonas o los Andes.

Cuando se incluyeron ocho subregiones en el modelo, los resultados indicaron que el Caribe, y no el continente sudamericano más cercano, era más probable que fuera el origen de este grupo de aves. Sin embargo, el otro modelo, que contemplaba solo cinco subregiones, indicaba que el continente sudamericano tenía la misma probabilidad que el Caribe de ser el hogar de los antepasados de los pinzones de Darwin. Los autores concluyen que ambas zonas de origen son igualmente probables. De todos modos, las islas del Caribe aparecen como especialmente importantes para la diversificación inicial del grupo, con muchas especies restringidas a pequeñas islas que se diferenciaron pronto durante la radiación.

Los pinzones de Darwin son un grupo muy estudiado, y a menudo se da por sentado que llegaron de la parte continental de Sudamérica, pero nuestros estudios demuestran que no hay más apoyo para esta hipótesis que para la que plantea un origen caribeño“, comenta Funk. Según él, uno de los grandes mensajes que se desprenden de su investigación es que los eventos biogeográficos, como la dispersión, no necesariamente suceden como la lógica nos hace pensar que deberían.

Funk y Burns proponen que la colonización exitosa de las islas Galápagos se debió a dos hechos. En primer lugar, los antepasados de los pinzones mostraban una mayor capacidad de desplazarse que otras especies y, en consecuencia, tenían más posibilidades de encontrarse con nuevas islas. En segundo lugar, presentaban una enorme variación genética en el tamaño y la forma del pico. Esta diversidad en la morfología del pico les permitió establecerse y explotar su nuevo nicho. Entender mejor la biogeografía de los pinzones de Darwin contribuye a conocer cómo se desplazan los animales y cómo ello afecta a su posterior evolución y capacidad de adaptación a entornos nuevos o cambiantes.

 

Fuente: Oficina de Publicaciones de la Sociedad Americana de Ornitología
Referencia: «Biogeographic origins of Darwin’s finches (Thraupidae: Coerebinae)». Erik R. Funk y Kevin J. Burns en The Auk: Ornithological Advances, vol. 135, n.º 3, págs. 561-571, 2018.
Esta información ha sido publicada originalmente en Investigación y Ciencia

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s