Se descubren «megaondas» fosilizadas del tsunami gigante provocado por el impacto de un asteroide que mata a los dinosaurios

Por Akila Raghavan

Cuando una roca espacial gigante golpeó las aguas cerca de la península de Yucatán en México hace 66 millones de años, levantó una capa de polvo que ocultó el Sol durante años, provocando una caída de las temperaturas y la muerte de los dinosaurios. El impacto también generó un tsunami en el Golfo de México que algunos modeladores creen que envió un maremoto inicial de hasta 1500 metros (o casi 1 milla) de altura chocando contra América del Norte, que fue seguido por otros más pequeños. Ahora, por primera vez, los científicos han descubierto megaondas fosilizadas de este tsunami enterrados en sedimentos en lo que ahora es el centro de Louisiana.

«Es genial tener evidencia de algo que se ha teorizado durante mucho tiempo», dice Sean Gulick, geofísico de la Universidad de Texas, Austin. Gulick no participó en el trabajo, pero codirigió una campaña en 2016 para perforar los restos del cráter de impacto, llamado Chicxulub.

Para buscar estructuras enterradas antiguas, los investigadores se basan en técnicas de imágenes sísmicas para «ver» el subsuelo. Detonan explosivos o usan martillos industriales para enviar ondas sísmicas a la tierra y escuchan los reflejos de las capas de sedimentos y rocas que se encuentran debajo. Las empresas utilizan la técnica para buscar petróleo y gas, y tienen montañas de datos, especialmente en áreas como el Golfo de México.

Hace más de 10 años, Gary Kinsland, geofísico de la Universidad de Louisiana, Lafayette, obtuvo datos de imágenes sísmicas para el centro de Louisiana de Devon Energy. En el momento del impacto de la muerte de dinosaurios, los niveles del mar eran más altos y Kinsland pensó que la información de esta región podría contener pistas sobre lo que sucedió en los mares poco profundos frente a la costa.

Cuando Kinsland y sus colegas analizaron una capa a unos 1500 metros bajo tierra -una asociada con el momento del impacto- vieron ondas fosilizadas. Estas «megaondas» estaban espaciados hasta 1 kilómetro de distancia y tenían un promedio de 16 metros de altura, informaron en un estudio de Earth & Planetary Science Letters publicado en línea el 2 de julio.

Kinsland cree que las ondas son la huella de las olas del tsunami cuando se acercaron a la costa en aguas de unos 60 metros de profundidad, perturbando los sedimentos del lecho marino. (Los maremotos adquieren su altura masiva solo cuando alcanzan la rampa de la costa).

Imágenes sísmicas de capas subterráneas en Louisiana revelaron megaripples asociados con un tsunami.
KAARE EGEDAHL

Kinsland dice que la orientación de las ondas también fue consistente con el impacto. Cuando trazó una línea perpendicular a sus crestas, dice, fue directo a Chicxulub. Agrega que la ubicación era perfecta para preservar las ondas, que eventualmente habrían quedado enterradas en sedimentos. «El agua era tan profunda que una vez que el tsunami se detuvo, las tormentas regulares no pudieron perturbar lo que había allí abajo».

El descubrimiento es el último de una serie de investigaciones sobre el impacto de Chicxulub, que se planteó por primera vez como hipótesis en la década de 1980. Los núcleos de la expedición de perforación de 2016 ayudaron a explicar cómo se formó el cráter de impacto y trazaron la desaparición y recuperación de la vida de la Tierra. En 2019, los investigadores informaron del descubrimiento de un sitio fósil en Dakota del Norte, 3000 kilómetros al norte de Chicxulub, que dicen registra las horas posteriores al impacto e incluye escombros arrastrados tierra adentro por el tsunami.

«Tenemos pequeñas piezas del rompecabezas que se van agregando», dice Alfio Alessandro Chiarenza, paleontólogo de la Universidad de Vigo que no participó en el nuevo estudio. «Ahora, esta investigación es otra, y da más evidencia de un tsunami catastrófico que probablemente inundó [todo] por miles de millas».

Fuente: Science

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s