El hielo marino del Ártico alcanza el segundo nivel más bajo registrado

Las olas de calor, los vientos y el hielo delgado contribuyen a una “nueva normalidad” en el clima del norte.

Este año, el hielo marino del Ártico se redujo a su segundo nivel más bajo en más de 40 años de mediciones satelitales. El 15 de septiembre, el hielo cubría solo 3,74 millones de kilómetros cuadrados de aguas árticas en su mínimo anual de verano. Solo en un año más, 2012, la capa mínima anual de hielo marino del Ártico cayó por debajo de los 4 millones de kilómetros cuadrados.

«En mi vida, el hielo marino al final del verano ha disminuido en un 50%», dijo Cecilia Bitz, científica atmosférica de la Universidad de Washington en Seattle, en un comunicado.

A medida que aumentan las temperaturas globales, la extensión mínima del hielo marino del Ártico se ha reducido en un promedio de 13,4% por década desde 1979. El hielo que queda es a menudo más delgado y más frágil que antes, lo que lo hace más vulnerable al derretimiento del año siguiente.

Fuente: NSIDC

El mínimo casi récord de este año, informado por el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de EE. UU. (NSIDC) en Boulder, Colorado, el 21 de septiembre, comenzó el invierno pasado, cuando los vientos que soplaron en alta mar a lo largo de la costa norte de Rusia permitieron que solo se formara hielo marino delgado allí. ; gran parte de este hielo se derritió cuando llegó la primavera. Y de mayo a agosto, las olas de calor siberianas provocaron un fuerte deshielo en los mares de Kara y Laptev. La ambiciosa expedición de investigación MOSAiC, que está examinando el clima ártico desde el rompehielos alemán Polarstern, llegó al Polo Norte el 19 de agosto, en condiciones de hielo más ligeras de lo habitual.

El golpe final llegó cerca del final de la temporada de deshielo, a principios de septiembre, cuando la temperatura del aire sobre el centro-norte de Siberia se disparó hasta 6 ºC por encima de lo normal. Parte de este aire cálido se filtró hacia el norte, lo que provocó una mayor pérdida de hielo. Durante seis días a partir del 31 de agosto, casi 80.000 kilómetros cuadrados de hielo marino se derritieron cada día, una tasa de pérdida récord para este período.

Al norte de islas como el archipiélago noruego de Svalbard, los vientos empujaron el borde del hielo marino hasta 85º norte, la latitud más extrema vista en la era de las mediciones por satélite.

La reducción del hielo marino es parte de una transición general a un nuevo clima ártico, informaron investigadores este mes1. Las temperaturas del aire más cálidas ya están provocando que una mayor proporción de las precipitaciones árticas caigan en forma de lluvia en lugar de nieve, lo que significa un ambiente más cálido y fangoso del que están acostumbrados los ecosistemas árticos.

«En el Ártico, el clima que solía considerarse extremo se está convirtiendo en la norma», escribió el NSIDC en su informe. «El verano de 2020 es claramente representativo de este nuevo Ártico».

doi: 10.1038/d41586-020-02705-7

Referencias
Landrum, L. & Holland, M. M. Nature Clim. Chang. https://doi.org/10.1038/s41558-020-0892-z (2020).

Publicado originalmente en Nature

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s