Soles, perezosos y satélites espías: las mejores imágenes científicas de junio

Las tomas de ciencia más nítidas del mes, seleccionadas por el equipo fotográfico de Nature.

 

 

201907_013
Crédito: Erhard Strohm

Preservar la presa. El beewolf europeo (Philanthuis triangulum), es una avispa solitaria que caza abejas melíferas y deja sus cuerpos junto a sus huevos para alimentar a sus crías. Y sabe cómo mantener fresca la cena infantil, según un artículo publicado el 11 de junio en eLife. Los investigadores encontraron que los huevos de beewolf producen óxido nítrico, visto aquí como manchas amarillas brillantes que cubren a la abeja muerta. Este gas mata los hongos del moho, lo que garantiza que la presa se conserva para cuando las larvas eclosionan.


201907_014
Crédito: Liu Haiyun / Chengdu Economic Daily / Reuters

Sol artificial. Estos trabajadores están dentro de un reactor de fusión nuclear en construcción en Chengdu, China. El dispositivo Tokamak HL-2M, también conocido como sol artificial, calentará el plasma a temperaturas de hasta 200 millones de ºC. Debería completarse para finales de año, según la Corporación Nuclear Nacional de China.


201907_015
Crédito: NASA

Espectáculo de luz. Mientras la aurora australiana bailaba en la Antártida, la astronauta Christina Koch tomó esta fascinante imagen de la Estación Espacial Internacional. “Hace años, en el Polo Sur, busqué inspiración en la aurora durante los 6 meses de la noche de invierno”, escribió en Twitter. “Ahora sé que son igual de impresionantes desde arriba”.


201907_016
Crédito: NASA / JPL / Universidad de Arizona

Signos marcianos. Sería una gran estrategia de marketing para la próxima temporada de Star Trek: Discovery, pero este emblema familiar descubierto en Marte fue creado por procesos naturales. Es el contorno de una duna que desapareció hace mucho tiempo, y estaba formada por lava que rodeaba la duna y se solidificaba antes de que las arenas se volaran. Esta fotografía fue tomada por la cámara HiRISE a bordo del Mars Reconnaissance Orbiter, que ha estado orbitando el planeta rojo desde 2006.


201907_017
Crédito: Steffen M. Olsen / NYT / eyevine

Derretimiento temprano. Los investigadores del clima que trabajan en Groenlandia, y sus perros, fueron dejados vadeando en el agua después de que las temperaturas inusualmente cálidas de junio causaron que la superficie del hielo marino se derritiera antes de lo normal. Los científicos no fueron los únicos afectados por las inundaciones, señaló el investigador Steffen Olsen en Twitter: el hielo marino es utilizado por las comunidades locales para el transporte, la caza y la pesca.


201907_018
Crédito: Mikkel Høegh Post

La narluga. Un extraño cráneo que había dejado a los biólogos rascándose la cabeza durante casi 30 años pertenecía a una ballena híbrida beluga-narwhal, según una investigación publicada el 20 de junio en Scientific Reports. Los investigadores extrajeron y secuenciaron el ADN del cráneo (centro), que se descubrió originalmente en Groenlandia en 1990 y que parecía tener una mezcla de características beluga (arriba) y narval (abajo). Al comparar el ADN con los genomas de esos dos cetáceos, el equipo determinó que el animal tenía un narval para una madre y un beluga para un padre. Esta es la primera vez que se descubre un híbrido “narluga”.


201907_019.jpg
Crédito: Arun Sankar / AFP / Getty

Grave sequía. Los residentes en la ciudad de Chennai, India, azotada por la sequía, extraen agua de un pozo comunitario. Un monzón retrasado en junio vio a la sexta ciudad más grande del país sufrir una crisis de agua, con los embalses que se secaban y los residentes haciendo fila durante horas para obtener agua de los camiones cisterna del gobierno.


201907_020
Crédito: Oficina de Reconocimiento Nacional / Servicio Geológico de los Estados Unidos

Espía de hielo. Las imágenes de satélite espías desclasificadas de la época de la guerra fría están ayudando a los investigadores a rastrear la pérdida de hielo en los glaciares del Himalaya. Utilizando fotos tomadas por las agencias de inteligencia de los EE. UU. En la década de 1970, así como datos satelitales más recientes, los investigadores crearon modelos digitales del espesor del hielo en la región. El análisis, publicado en Science Advances el 19 de junio, mostró que la tasa promedio de pérdida de hielo se duplicó en el período 2000-16 en comparación con 1975-2000.


201907_021
Crédito: alianza de imágenes / dpa

La pereza de edad. Paula, la pereza de dos dedos, celebró su 50 cumpleaños este mes. Según el zoológico de Halle, Alemania, donde vive, Paula es la perezosa más antigua del mundo. Aún más viejos, aunque muertos, los perezosos también fueron noticia este mes, después de que los investigadores lograron extraer proteínas de más de una docena de antiguos fósiles de perezosos, uno de los cuales se remonta a más de 128,000 años. El análisis sugirió que el árbol genealógico de los perezosos necesita una reescritura considerable.


201907_022
Crédito: Carly Ziegler, Alex Shalek, Shaina Carroll (MIT) y Leslie Kean, Victor Tkachev y Lucrezia Colonna (Instituto de Cáncer Dana-Farber) / Wellcome Photography Prize 2019

Círculos celulares. Investigadores del VIH en el Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge y en el Instituto de Cáncer Dana-Farber en Boston, Massachusetts, crearon estas visualizaciones de los datos genómicos en aproximadamente 100,000 células de macaco, para ayudarles a ver cómo se manifiesta el virus en los animales. Cada punto representa una celda y las líneas reflejan cuán similares son las celdas conectadas. En el círculo superior derecho, cada tono representa uno de los más de 200 tipos de células diferentes: por ejemplo, cerebro, intestino o pulmón. En la parte inferior izquierda, los colores resaltan las células de diferentes tejidos: por ejemplo, los ganglios linfáticos (azul) y la médula ósea (rojo). La parte inferior derecha muestra las células de los monos con VIS, la versión simia del VIH. Los glóbulos rojos están infectados, mientras que los azules no están infectados, y distinguirlos ayuda a mostrar cómo reacciona el cuerpo al tratamiento antiviral.

Esta información ha sido publicada originalmente en Nature

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s