La enfermedad de Chagas, un diagnóstico que muchas veces llega tarde

Solo el 10% de los casi siente millones de afectados son diagnosticados, ya que muchas veces la enfermedad es asintomática. En Latinoamérica, cada año se registran 30.000 nuevos casos y 10.000 muertes. El Chagas es casi 100% curable si se detecta a tiempo, pero sin un tratamiento se pueden desarrollar complicaciones irreversibles en el sistema nervioso, el aparato digestivo y el corazón.

Ante la falta de síntomas, la mayoría de las personas con la enfermedad de Chagas no son diagnosticadas ni reciben atención médica hasta desarrollar una condición crónica. En el marco del Día Mundial de la Enfermedad de Chagas, el 14 de abril, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) llama a fortalecer el nivel de atención primaria para facilitar el diagnóstico temprano y el acceso al tratamiento de esta enfermedad.

Con el lema, Es hora de integrar la atención de la enfermedad de Chagas a la red primaria de salud, el objetivo de este año es concienciar a la población sobre las bajas tasas de detección y abordar las barreras existentes para acceder a una atención médica adecuada.

«El Chagas es una enfermedad que pocos conocen, aunque afecta a millones de personas», destacó el director de la OPS. «Hago un llamado a gobiernos, personal de salud y trabajadores comunitarios a realizar esfuerzos adicionales y concentrar su atención en las poblaciones más vulnerables; y así trabajar juntos para que pronto, el Chagas sea una enfermedad eliminada como problema de salud pública», añadió Jarbas Barbosa.

La mayoría de afectados está en América Latina

La Organización explica que el Chagas afecta entre seis y siete millones de personas en todo el mundo, la mayoría de ellas en América Latina, aunque la enfermedad se está detectando en otros países, como consecuencia de los movimientos migratorios y turísticos. En la región, cada año se registran 30.000 nuevos casos y 10.000 muertes.

El responsable de comunicación de Unitaid declara que «en América Latina, donde es endémica en 21 países, la enfermedad de Chagas es la primera causa de muerte por un parásito, por delante de la malaria. Esta afección, que en un principio se había observado en zonas rurales, ahora también se ha trasladado a entornos urbanos en 44 países que abarcan todos los continentes, salvo la Antártida».

«Hasta 75 millones de personas viven en zonas expuestas, lo que las expone al riesgo de infección. Las tasas de detección suelen ser muy bajas en muchos países. Sólo el10% de las personas que viven con la enfermedad reciben un diagnóstico y el 1% recibe un tratamiento eficaz», añade Herve Verhoosel.

Transmisión y tratamiento

La enfermedad de Chagas es causada por el parásito T. cruzi. Se transmite principalmente por la picadura de un insecto conocido como chinche o vinchuca. También puede hacerlo por transfusión sanguínea o trasplante de órganos, durante la gestación y el trabajo de parto, y por consumir alimentos contaminados.

El Chagas es casi 100% curable si se detecta y si se administran medicamentos al comienzo de la infección, en la etapa aguda, incluso en los casos de transmisión congénita. En la fase crónica, el tratamiento puede frenar o retrasar su progreso. Pero sin éste, a largo plazo hasta un 30% de los enfermos pueden desarrollar complicaciones irreversibles para el sistema nervioso, el aparato digestivo y el corazón.

«Con tasas de detección del Chagas tan bajas, el tratamiento está llegando demasiado tarde», destacó el director interino del Departamento de Prevención, Control y Eliminación de Enfermedades Transmisibles de la OPS. Massimo Ghidinelli añade además que es necesario «involucrar a la comunidad y apoyar a los profesionales de unidades básicas de salud con capacitación e insumos críticos para enfrentar la enfermedad».

Desde 1990, con el apoyo de la OPS, los países de la región han avanzado en el control de la transmisión del Chagas, han aplicado el tamizaje universal en bancos de sangre y en embarazadas, y mejorado la calidad y condiciones de las viviendas. En este sentido, 18 países de la región han conseguido interrumpir la transmisión vectorial domiciliaria a nivel nacional o en alguna porción de sus territorios.

Por una infancia libre de Chagas

Se estima que alrededor de 1,1 millones de mujeres en edad fértil están infectadas por el parásito T. cruzi en América Latina y que, cada año, nueve mil niños contraen Chagas por transmisión maternoinfantil.

La OPS reitera su recomendación de realizar un tamizaje universal de Chagas para las embarazadas, y pruebas a los recién nacidos para conocer su estado serológico. También aconseja tratar a las madres y a los bebés positivos después del parto.

Síntomas más comunes

Cuando los hay, los síntomas más comunes son la fiebre, la hinchazón, la tos, lesiones cutáneas y dolor abdominal o de cabeza, dolencias que por su frecuencia dificultan también el diagnóstico adecuando de la enfermedad.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s